‘La La Land’, un homenaje al género musical clásico

la-la-land-featured-2

La película protagonizada por Emma Stone y Ryan Gosling está en boca de todos. ¿Hay alguien que no haya oído hablar de ella? Tras arrasar en los Globos de Oro, donde se llevó los siete galardones a los que estaba nominada, es el turno de ver hasta dónde es capaz de llegar en la gala cinematográfica más importante del año, la de los Premios Oscar, en la que cuenta con la friolera de 14 nominaciones. Hasta el momento ha logrado recaudar más de 173 millones de dólares en todo el mundo, pero estas cifras podrían multiplicarse si consigue hacerse con un gran número de estatuillas en la ceremonia que tendrá lugar el 26 de febrero (todo apunta a que así será).

¿Pero es realmente ‘La La Land’ tan buena como todo el mundo dice? La respuesta es un rotundo SÍ. ¿Por qué, os preguntaréis? En primer lugar, ‘La Ciudad de las Estrellas’ consigue revivir un género que parecía condenado a permanecer en nuestros recuerdos por clásicos como ‘Grease’, ‘Sonrisas y Lágrimas’, ‘Cantando Bajo la lluvia’ o ‘Dirty Dancing’. Sin embargo, y contra todo pronóstico, esta película revive el pasado con una intensidad apabullante, tanto artística como visualmente, acentuada por su magistral producción.

Algo sí es cierto: los números musicales no están al nivel de los films mencionados anteriormente, pero en este caso se convierte en algo secundario, ya que la sublime Banda Sonora, las grandes interpretaciones del reparto y la magia que crea ‘La La Land’ durante su proyección son indiscutiblemente exquisitas; un viaje que te transportará a tu propio universo durante más de dos horas.

Lo que podría parecer su punto flaco, una trama simple y lineal, logra atraparte desde el comienzo gracias, en gran medida, a las brillantes actuaciones de Emma Stone y Ryan Gosling (aprendió a tocar el piano en dos meses), que demuestran su gran química tanto dentro como fuera de las cámaras, como ya ocurriera con ‘Crazy, stupid, love’ y ‘Gangster Squad: brigada de élite’.

Mención aparte merece la colaboración del cantante, compositor, pianista y ahora actor John Legend (‘All of Me’). No destaca durante su participación, pero tampoco molesta en pantalla. Al contrario, funciona como buen punto de apoyo para el personaje de Gosling.

‘La La Land’ es una película obligada para aquellos amantes del cine, de la música, del baile, del espectáculo y de Damien Chazelle, que ya nos enamoró, aunque en menor medida, con ‘Whiplash’. El resto, dadle una oportunidad, saldréis de las salas tarareando sus canciones.

Cristian Rodríguez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s