El lado más oscuro de Christian Grey

fotonoticia_20160914130523_640

‘Cincuenta Sombras más oscuras’ ha aterrizado en los cines de todo el mundo como un auténtico torbellino. Basada en la novela homónima de E.L James, esta secuela muestra a un Christian Grey atormentado y herido que se verá obligado a renunciar a su lado más sádico para recuperar a Anastasia Steele.

Antes de comenzar esta crítica, quiero dejar claro que mi opinión está basada específicamente en la película, y no en la adaptación que se ha hecho del libro.

Comencemos con los personajes principales. Dakota Johnson vuelve a destacar en su papel de Anastasia, mostrando una innegable evolución respecto a la primera parte y regalando a los espectadores algunos momentos “gamberros”. Eso sí, su interpretación es algo inferior a lo que nos ofreció en ‘Cincuenta Sombras de Grey’, debido posiblemente a que en este largometraje el peso recae sobre su compañero de reparto. Y ahí vamos. Jamie Dornan sorprende con un Christian Grey completamente diferente al que vimos en el anterior filme. Si bien es cierto que en aquella ocasión no estuvo a la altura del personaje, esta vez cumple con nota. Vemos a un Dornan mucho más cómodo en pantalla y con una química más que evidente con Dakota Johnson.

Pero uno de los principales problemas de ‘Cincuenta Sombras más oscuras’ llega con sus personajes secundarios. James Foley tenía la oportunidad de enmendar los errores cometidos por la anterior directora, Sam Taylor-Johnson, pero nada más lejos de la realidad. Ni Kate, ni Grace Trevelyan (interpretada por una magnífica Marcia Gay Harden), ni Mia Grey, ni Ethan, ni José. Ninguno de ellos aporta nada interesante a la historia, más allá de varias escenas metidas con calzador para rellenar minutos de metraje.

Pero lo más preocupante es que el dilema no acaba ahí. Resulta cuanto menos inaceptable que alguien tan experimentado como Foley desaproveche, de tal manera, a los nuevos villanos que entran en escena: Jack Hyde, Leila Williams y Elena Lincoln (AKA Mrs. Robinson). El planteamiento de éstos es bastante acertado, con una presentación sutil a la par que intrigante, pero falla en lo primordial: el desarrollo. Mientras avanza la película van surgiendo preguntas como “¿De qué ha servido todo lo anterior?”, “¿Por qué este corta-pega de escenas tan innecesario?”, “¿Dónde ha quedado la personalidad de los personajes?”…

2471_d052_00145r
Jamie Dornan y Dakota Johnson en una escena de la película ‘Cincuenta Sombras más oscuras’

Y llegamos al tema más polémico y expectante de toda la película: el sexo. Las escenas eróticas son más contundentes y explícitas que en ‘Cincuenta Sombras de Grey’, pero en contrapunto están peor realizadas, siguen siendo demasiado “suaves”  y su duración es bastante menor, lo que impide a los espectadores entrar por completo en la situación. Sin embargo, sí hay varios guiños que harán la delicia de todos los fans.

Respecto a la Banda Sonora, mantiene el excelente nivel de su predecesora gracias a un perfecto equilibrio entre la oscuridad, la pasión y el erotismo.

‘Cincuenta Sombras más oscuras’ funciona como película romántica, no destaca como película erótica y suspende como thriller. A pesar de ello, no defraudará a los seguidores de la trilogía y será un buen factor de entretenimiento para aquellos que vayan a verla sin demasiadas pretensiones.

Cristian Rodríguez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s